Lectura para Golfistas

POR QUE EL GOLF NOS MALTRATA

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hace muchos años tuve una idea, bueno, he tenido otras, no muchas, pero he tenido, esta idea era muy sencilla, en principio...
Juntarnos un grupo para contarnos ilusiones, sueños pretenciosos, tonterías, todas alrededor de una frase...¨Si yo no fuera como soy me gustaría...¨,  admitíamos que eso ¨era demasiado para nosotros¨ y el gusto, sin la responsabilidad de que teníamos que hacerlo, era insistir en los detalles, los personajes, lo que sucedería, siempre si no fuéramos como éramos. Nos costó mantener ese grupo mucho tiempo, sin una clara explicación el grupo se disolvió. Cada tanto me cruzo con alguno, inmediatamente surge el tema y nos preguntamos unos a otros y sobre los que no están...¨ y, finalmente sucedió eso¨,  cuando nos enterábamos que alguno pudo finalmente hacer realidad esa tontería, ilusión, sueño pretencioso, como lo llamemos, una sonrisa tímida se entromete en nuestro alma y, salva a nuestra ilusión, tontería, sueño pretencioso del olvido.

Luis Jait.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

A menudo observo jugadores frustrados, calientes y palos quebrados. Por lo general estos estados de ánimo tienen que ver con que sus objetivos dentro del deporte difieren de la realidad y las metas fijadas están muy por encima de las alcanzables. Esa lejanía de la realidad es por lo que cuenta Luis en su escrito “si yo no fuera como soy me gustaría…”, si analizan esta frase seguramente los hará reflexionar. “Si yo no saliera sin entrar en calor cuanto mejor jugaría…”, “si yo no fuera al club solo a jugar y practicara un poco seria mucho mejor jugador”, “si yo no fumara me cansaría menos”, la lista sería bastante extensa por cierto.

Entonces, les tengo unos secretos y unas frases para pegar en la heladera, o colocar en tu muro de Facebook o en el escritorio de tu computadora o móvil:

  • Lo imposible es posible.
  • Siempre se puede mejorar.
  • Para lograr la excelencia tiene que existir un plan, un sueño y no claudicar cuando aparecen los problemas.
  • Si siempre hacen lo que siempre hicieron. Siempre van a obtener más de lo mismo.
  • Es muy importante que disfruten los procesos, de los que les toca hoy, de reconocer que lo que hacen es el 100% de lo que pueden, y si creen que pueden más analicen como ponerlo en práctica.

El buen golf esta dentro de cada uno independientemente de la edad, del nivel y de lo que sus egos les haga creer. Un gran comienzo seria situarse en las realidades de cada uno, si juega 25 a 36 de hcp, aún tiene que aprender a jugar, no depende de la distancia que alcance con sus golpes, la cantidad de errores groseros tienen más que ver por una forma de pensar equivocada, una mala elección de golpes o soluciones ante los problemas y principalmente jugar osadamente cuando no se cuenta ni con las herramientas ni con el gesto técnico medianamente dominado y repetitivo. ¿Depende de un fitting? NO. ¿Depende de tomar más clases? NO. Depende de respetar el proceso de madurez que cada cosa que hacemos requiere. Todo proceso de aprendizaje tiene periodos de torpeza, sus títulos de médico o abogado o ser unos exitosos empresarios no los habilita a jugar en scratch. Empezar de grande no les impide ser buenos jugadores. Todo depende de cómo ustedes hagan las cosas. No se dejen llevar por los comentarios. No se llenen de clases, tomen una y luego practiquen lo que aprendieron. Entrenen el cuerpo, el gimnasio es un gran amigo del golf, fortalecer abdominales, lumbares, piernas es fundamental para disfrutar al máximo sin lesiones. Un entrenamiento cardiovascular les hará pensar mejor en los últimos hoyos. Una buena hidratación, aunque sea en invierno y no sientan sed, les hará tomar mejores decisiones.

Desarrollar la conciencia de las cosas que ocurren en el golf y en la vida les ayudara a elegir mejor acerca de lo que no está roto, lo que hay para arreglar y  lo que hará que puedan pasar a un nivel superior.

Tengo la certeza de que algunas cosas que les ocurren son éxitos puros y simples, otras son como bendiciones y algunas son errores grandes y evidentes. Cuando analizan sus vidas y su golf sin una conciencia de sí mismos pueden llegar a sentir que hacen las veces de fiscales y de abogados defensores, que ordenan sus sentencias de muerte cuando están convencidos de son inocentes. El Juez interior se apresura a pronunciar el veredicto sin considerar de manera objetiva lo que ustedes perciben de la situación, sea bueno o malo.

Jueguen para jugar bien….olvídense de los resultados y enfóquense  en los procesos. Predispónganse a que nada los hará enojar en las vueltas de golf y conseguirán un estado mental muy superior cuando vayan a ejecutar cada golpe. El golf no los maltrata, solo les exige estar en el aquí y  ahora, en disfrutar de lo que hoy les toca, sea lo que sea.

Les cuento que hace unos días fui a jugar, venía haciéndolo bien dentro de mis posibilidades, jugando de forma excelente mi putter, y lo destaco porque no subía de 24 putters por vuelta de 18 hoyos, había cambiado el juego de hierros por uno más permisivo y mi driver por uno con vara más flexible de las que solía jugar. En esos días previos de buen putter, el driver también acompañaba, esa sensación de haber encontrado el palo adecuado, el forjado a mi medida. Todo esto me permitía jugar al golf y divertirme, pero me propuse mejorar y tome unas clases con un profesor que elegí, y nos propusimos trabajar en mi juego, me sentía muy bien, respetando el proceso de aprendizaje sobre las correcciones y mejoras realizadas.

Pero este día en el que quiero detenerme, comencé la vuelta con águila en el hoyo 1, embocando desde el bunker, un excelente drive, un hierro que fue más hacia la derecha de lo que pensé cayendo al bunker y desde la arena jugué magistralmente y emboque. Los comentarios de mis compañeros estuvieron a la altura de los que seguramente recibe Barenboim dirigiendo su orquesta con Martha Argerich al piano, nada menos. Dos golpes menos en el primer hoyo, hacían pensar en el día soñado. Hasta ahí había jugado, sí, realmente jugué, tratando de hacer lo mejor que podía en el golpe que tenía enfrente, manteniéndome naturalmente en el presente y dejando fluir.

A partir de ahí mi cabeza cambió, comencé a pensar golpes por sobre mis posibilidades y a asegurarme de seguir haciendo las cosas bien, tres putts en el hoyo 2 (par 3) para boggie, 5 putts en el hoyo 3 (par 4) para triple boggie, 3 putts en el hoyo 4 (par 4) para boggie. Me acordaba de las notas que había escrito y de que no podía ponerlas en práctica, también internamente insultaba al profesor, ¡por supuesto! Y así seguí, enganchado en la antena de un satélite ruso hasta el hoyo 13. Me quede por respeto a mis compañeros, porque el juego hay que terminarlo toque lo que toque.

En el Tee del hoyo 14 hice el click,  me di cuenta que después de una semana compleja en lo familiar y laboral era el 100% de golf que tenía para dar, mi cabeza solo alcanzaba para un hoyo, para un par de golpes. Lo había dejado todo en el campo y aún más. Así que pude disfrutar el resto de juego y darle gracias a Dios por haberme regalado otro día de golf.

A veces el golf nos expone ante nosotros mismos la realidad, hoy puedo atender mis problemas con otra perspectiva, fuera del campo también estoy haciendo el 100% y más. Puedo continuar tranquilo y disfrutando. Paciencia.

Como siempre espero que disfruten de las notas y recibo videos de sus swings, consultas sobre técnica, reglas, entrenamiento, palos, varas y todo lo que se relacione con golf. También espero sus devoluciones y comentarios de esta nota. Siempre serán recibidos!

Proponé el tema del cual te interesa saber sobre Golf escribime a info@golfargentino.com

Próximamente un nuevo lugar para una nueva experiencia, vamos buscando siempre lo mejor, la vida es una mejora continua!

 

Pablo Ibañez | Instructor Nacional de Golf PGA Argentina Matricula Nro. 900